Los Factores de Transferencia y la Protección Inmunitaria

Un vistazo a nuestro sistema inmunológico
A modo de ejemplo, el cuerpo es como las ciudades del pasado. Por lo general se emplazaban en un punto alto, con objeto de ver venir desde lejos a los ejércitos enemigos, y estaban resguardadas por un sistema de murallas y puertas que custodiaban vigilantes y centinelas.

Eran, por tanto, lugares muy seguros. Al asemejar nuestro organismo a una de estas poblaciones fortificadas, comprendemos mejor qué medios se emplean para protegerlo de las agresiones.

En el caso del cuerpo humano, la primera línea defensiva contra la invasión microbiana es la piel y las membranas mucosas, como las de la nariz y la garganta. La piel constituye una barrera física esencial, y aunque las membranas mucosas son más débiles y vulnerables que la piel, contienen muchas sustancias naturales que combaten los microbios. Entre ellas figura la lisozima, que se halla presente en las lágrimas, la saliva y el sudor.

Ahora, imaginémonos que algunas bacterias dañinas logran entrar en nuestra “ciudad” a través de una herida 1 o por contagio. De inmediato entrará en acción un ejército de células con el único objetivo de defendernos. Estas células sanguíneas se denominan glóbulos blancos, y se dividen en varios tipos, tres de ellos muy importantes en esta etapa de la lucha: monocitos, neutrófilos y linfocitos.

Cuando los monocitos reciben los avisos químicos de que una región está inflamada, abandonan la corriente sanguínea y penetran en el tejido afectado, donde se convierten en macrófagos (“grandes devoradores”) que ingieren los cuerpos extraños. Además, segregan citocinas, importantes sustancias que preparan al cuerpo para combatir la infección y que desempeñan varios cometidos, entre ellos provocar la fiebre. Esta última cumple una función útil, ya que señala la entrada en acción de los mecanismos defensivos 2.

A continuación, los neutrófilos perciben la señal química de la zona inflamada y acuden en ayuda de los macrófagos y, al igual que estos, engloban o ingieren las bacterias. Los neutrófilos que mueran serán expulsados del cuerpo en forma de pus. De ahí que esta secreción constituya otro tipo de defensa contra la infección. Una vez digeridos los gérmenes, nuestros amigos los macrófagos “presentarán” fragmentos de estos a los linfocitos para alertarlos del invasor 3.

Los linfocitos, el grupo especial de la brigada antiinfecciosa, elaboran los anticuerpos, sustancias que se combinan de forma específica con un determinado fragmento del microbio. Existen dos grandes equipos de linfocitos, cuyas capacidades difieren. El primero lo constituyen las células B, las cuales liberan en la sangre los anticuerpos que producen4. Se dice que las células B son el brazo armado de la respuesta inmunitaria y disparan sus “proyectiles” con extrema precisión. Estos “buscan” el microbio que reconocen y, como flechas, le atacan en alguna parte vital. El segundo equipo principal de linfocitos lo forman las células T, que llevan anclados en la superficie los anticuerpos que han reconocido a fin de utilizarlos contra el enemigo en un combate “mano a mano”.

Pero la historia se complica aún más. Hay un subgrupo de estas últimas, las células T auxiliares, que ayudan a sus compañeras, las células B, a segregar grandes cantidades de anticuerpos, y además, se comunican unas con otras antes del ataque 5. Según un estudio reciente, se valen de señales químicas para “hablar” animadamente entre sí, produciéndose la llamada conversación vibrante, en la que intercambian información sobre el agente extraño.

Hay otro grupo importante que también ayuda a mantener la integridad del cuerpo. Se trata de las células asesinas naturales (NK), que aunque no producen anticuerpos, están listas para exterminar toda célula que se haya vuelto “extraña” a consecuencia de la infección 5. El propósito de los virus, bacterias y parásitos es introducirse en las células corporales, ya que una vez dentro están a salvo de los macrófagos y de las células B con sus anticuerpos. Sin embargo, no están a salvo de las células asesinas naturales (NK), ya que si una de estas células infectadas tan solo roza a una NK, esta acribillará a la célula infectada con proteínas letales, destruirá su ADN y derramará su contenido hasta que muera. De esta forma, las NK pueden atacar y destruir incluso a células mutantes o cancerosas.

Mientras que las células inmunitarias se encargan de los gérmenes, otras células llamadas plaquetas comienzan a curar la herida formando coágulos para cerrarla 6.
Pero, para que los soldados de un ejército sean eficaces, necesitan información clasificada sobre el enemigo. ¿Cómo recibe esta información nuestro sistema de defensa? Una forma como lo hace es mediante El Factor de Transferencia (TF).

Los Factores de Transferencia
La primera vez que te encuentras con las moléculas de factores de transferencia es al inicio de la vida misma -cuando naces. Tanto en el caso de los humanos como en el de los animales, la madre transmite un vital mensaje inmunitario de “saber cómo” (obtenido de sus propias experiencias) en los primeros días críticos de la vida a través de la primera leche (calostro). Este conocimiento le da al recién nacido la instrucción que necesita para construir su propia historia inmunitaria de fortaleza. La educación de los factores de transferencia es una parte fundamental de este proceso.

Las fuentes más efectivas de factores de transferencia son el calostro bovino y la yema de huevo de gallina. El calostro es la primera leche que una madre da a su recién nacido y contiene muchos componentes para crear inmunidad; sin embargo no todos estos componentes pueden ser transferidos de una vaca a un humano. De cualquier manera, con los factores de transferencia sí es posible.

Aquí es donde la historia de los factores de transferencia se pone más interesante. A diferencia de los anticuerpos presentes en el calostro bovino o en las yemas de huevo de gallina, los factores de transferencia no son específicos de una especie. ¿Qué quiere decir eso? Significa que las moléculas de los factores de transferencia y la información que contienen, puede ser compartida. Ya sea que provengan de las vacas, gallinas o humanos, el poder educativo de los factores de transferencia se puede transmitir de una especie a otra.

Moléculas pequeñas, pero su impacto es colosal.
Los factores de transferencia son unas de las moléculas más extraordinarias en tu cuerpo. Llevan importantes mensajes a las células inmunitarias a través de todo el organismo ayudándolas a luchar de manera más fuerte y efectiva para mantenerte en buen estado. Estos proveen inteligencia al sistema inmunológico para actuar en tres aspectos muy importantes. Les llamamos las tres “Rs”:
Reconocer: Los TF ayudan a las células inmunitarias a identificar gérmenes invasores más rápidamente.
Responder: Ayudan a acelerar la reacción del sistema inmunológico ante un invasor después de que ha sido identificado.
Recordar: Los TF brindan apoyo al recordar la forma específica de cada germen expuesto al sistema inmunológico para que la próxima vez que se presente, tu cuerpo pueda identificarlo y sepa exactamente lo que debe de hacer.

4Life® da un paso adelante.
Cuando David Lisonbee se percató de la referencia única de la patente de los factores de transferencia, supo que había encontrado algo extraordinario, pero ni aun así tenía una idea del efecto que esto causaría en el campo de la inmunología. Esto sólo era el comienzo de un legado de investigación y descubrimientos.

En 2007 4Life dio un gran paso en la Ciencia Transferceutical.
4Life llevó NanoFactor al mundo. Por años, los científicos habían sabido que el calostro contenía moléculas aún más pequeñas que los factores de transferencia. Pero nunca supieron si estas diminutas moléculas tenían una función en el sistema inmunológico. Algunos años atrás, David Lisonbee y el departamento de Investigación y Desarrollo de 4Life empezaron a examinar estas moléculas de tamaño nano para comprobar si éstas en realidad ofrecen beneficios para el sistema inmunológico. ¡La respuesta fue un rotundo Sí!

Después de aislar estas moléculas del calostro bovino, los científicos de 4Life determinaron que proporcionarían increíbles ventajas al sistema inmunológico, particularmente cuando se trataba de balancear. A través de un proceso exclusivo de filtración pendiente de patentizar, 4Life obtiene NanoFactor del calostro bovino. Este proceso utiliza un nano-filtro para separar las moléculas más grandes, tales como anticuerpos, dejando las más pequeñas moléculas de bajo peso- moléculas NanoFactor.

Cómo funciona NanoFactor
Juega un importante papel en el mecanismo del sistema inmunológico. NanoFactor ayuda a manejar el control de “apagado” y “encendido”, asegurándose de que tu sistema inmunológico responda como debe de ser, cuando debe de ser.

En otras palabras, NanoFactor posee una extraordinaria capacidad de intuición, o astucia. Es capaz de evaluar la situación y preparar a las células inmunitarias para planear un ataque efectivo y apropiado en todo momento.

Como puedes ver, 4Life no es un solo producto, ni siquiera una compañía de un solo avance científico.

Estamos constantemente produciendo innovaciones, y permaneciendo a la cabeza de la industria del sistema inmunológico a través de la Ciencia Transferceutical. Es por eso que tomamos el descubrimiento de NanoFactor y lo combinamos con la fuerza comprobada de 4Life Transfer Factor® ... para crear los productos 4Life Transfer Factor

Tri-Factor Formula.
Cuando tu cuerpo se encuentra con un invasor, 4Life Transfer Factor suministra la inteligencia para reconocer el problema y llamar la atención al tejido. NanoFactor ayuda a tu sistema inmunológico a afinar la respuesta, enviando células inmunitarias a diferentes partes a través del cuerpo y trayéndolas de regreso cuando ya no son requeridas. Los productos 4Life Transfer Factor Tri-Factor Formula contienen la inteligencia de 4Life Transfer Factor y la intuición de NanoFactor.

Tu sistema inmunológico está en un flujo constante; algunas veces batallando contra las amenazas, otras veces regresando a un estado de reposo inmunológico, y un elevado soporte para el resto de los sistemas del cuerpo.

El balance óptimo ocurre cuando el sistema inmunológico responde rápida y efectivamente, pero también sabe cuándo llamar a las tropas y descansar. Esto produce una gran reserva de energía, un rápido y efectivo sistema
Un sistema inmunológico lento se genera cuando las células inmunitarias no están trabajando a la par. Puede ser que te sientas sin energía y seas más vulnerable a las enfermedades.
Un sistema inmunológico acelerado se genera cuando el sistema inmunológico se confunde y responde a falsas alarmas y fuentes externas que en realidad no representan una amenaza, o se mantiene peleando cuando debería descansar.
Un sistema inmunológico óptimamente balanceado reconoce el problema, responde al problema, suspende la actividad de las células inmunitarias cuando la amenaza ya no existe, y descansa. No importa lo que tu sistema inmunológico necesite para un balance óptimo, los productos Tri-Factor® Formula se encargan de hacer el trabajo. Estos productos -hecho por el sistema inmunológico, para el sistema inmunológico- son traídos a ti por la compañía del sistema inmunológico.

Los Productos de 4Life: Hacen lo que Dicen

Webs muy interesantes sobre la efectividad de los productos de 4Life y los Factores de Transferencia.

PDR (Physicians´ Desk Reference)

El PDR (Physicians´ Desk Reference) es la guía de referencia (vademecum) utilizada por los médicos estadounidenses desde hace más de 60 años, como la guía estándar para encontrar información selectiva de fármacos disponibles sin receta y complementos nutricionales indicados con mayor frecuencia. 4Life Transfer Factor se ha ganado tal credibilidad científica que desde 2003 ha sido incluido en el PDR.

http://www.drugs.com/pdr/4life-transfer-factor-plus-advanced-formula-capsules.html

Universidad Complutense de Madrid

http://www.ucm.es/info/nomadas/transferfactors/

Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos

PubMed es un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina en EE.UU. En PubMed encontramos el siguiente estudio clínico: Quien fuera el director del Instituto de Longevidad de California, el Dr. Darryl See, realizó estudios clínicos sobre los resultados de Transfer Factor Plus de 4Life con 20 pacientes de cáncer terminal (uno de vejiga, cinco de mama, dos de próstata, un neuroblastoma, dos de pulmón, tres de colon, un mesotelioma, dos de linfoma, uno de ovario, uno gástrico y un osteosarcoma). Les suministró, junto con otros nutracéuticos (vitaminas, minerales y antioxidantes naturales), 3 cápsulas 3 veces al día de Transfer Factor Plus de 4Life®. A partir de una media de 6 meses, 16 de los 20 pacientes seguían con vida. Los 16 supervivientes lograron una mejoría significativa en todos los parámetros estudiados (NK, TNFalfa, hemoglobina, hematocrito,...). Fue evidente la mejoría en su calidad de vida.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=12148949&dopt=Abstract

En PubMed encontramos pruebas clínicas que demuestran la efectividad de los Factores de Transferencia administrados oralmente.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8993752

Carta Metodológica Rusa

En el 2004, la Academia Rusa de Ciencias Médicas realizó estudios exhaustivos de 4Life Transfer Factor. A la conclusión de sus investigaciones, publicaron una carta metodológica (Methodological Letter), en la cual no sólo autorizan los productos de 4Life Transfer Factor, sino que exhortan a los profesionales de la salud en Rusia a utilizarlos en sus esfuerzos por dar un soporte al sistema inmunológico de sus pacientes.

http://www.scribd.com/doc/4851714/Carta-Metodologica-Rusa-4Life

Magnífica Web con información de estudios clínicos con los factores de transferencia

http://factores-de-transferencia.info/estudios-clinicos

Artículo de la revista Discovery Salud titulado "Los Factores de Transferencia para afrontar el Cáncer".

http://www.dsalud.com/numero76_3.htm

Sociedad Internacional del Factor de Transferencia

http://itfs.med.unibo.it/

Asociación Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición Puede mirar el Registro Sanitario de 4Life en España

http://www.aesan.msc.es/rgsa/formulario_principal_js.jsp

Para ver las patentes que 4Life tiene concedidas y las que están pendientes

http://patft.uspto.gov/

4Life España

http://spain.4life.com/ 

Ahora que ya tienes la teoría de lo que es Factor De Transferencia, mira los próximos vídeos

Para que Veas los Videos, Rellena el Formulario, es necesario que tengas tu código de 4life

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Todavia No tienes tu codigo, Consiguelo Aquí

Si ya tienes tu clave entra a ver los vídeos aquí:

Has tu Consulta en Liea

Al Día Con La INT

Por Que Elegir a 4Life como La Oportunidad Para Cambiar Tu Vida???

Para Tu Crecimiento Personal

Has Tenido Éxito en Este Negocio

Déjanos tu Firma

Ingresa Gratis Tu Correo Electronico:

Delivered by Willmer Romero

Noticias De Éxito

Continúan los récords de crecimiento global en 2014
>> Leer más

Nuestro Sistema Educativo de La International Networkers Team
>> Leer más

El Concepto de las Redes de Mercadeo
>> Leer más

Estados Unidos presentará cargos contra las empresas que provocaron la crisis
>> Leer más

Qué es el Network Marketing?
>> Leer más

4life bluefields

Estas Ganando Dinero Por Tus Recomendaciones...... Aprende Como Ganar Dinero Por Recomendar.... (dom, 24 feb 2013)

>> Leer más

Descubre a 4Life y Forma Parte de Esta Gran Familia (vie, 01 jun 2012)

>> Leer más

Síguenos En:

Follow Me on Pinterest